Mantenimiento de los quads infantiles

Los quads infantiles como cualquier tipo de vehículo mecánico requieren de mantenimiento para mejorar su funcionamiento y garantizar la seguridad de sus usuarios.

Por ello, antes de cada salida con un quad infantil, debemos controlar los siguientes aspectos para garantizar la seguridad de nuestro hijo:

Niveles de aceite – La mayor parte de los modelos de quads infantiles, cuentan con un tapón con varilla que marca de nivel máximo y mínimo. Antes de cada salida, debemos revisarlo y en caso de que tenga un nivel bajo rellenarlo.

 

Presión de los neumáticos – Los neumáticos de los quads infantiles son neumáticos de baja presión y su presión óptima varía en función del tipo de quad. Por ejemplo, si es utilitario, su presión debe estar entre 0,2 y 0,5 bar, si es deportivo entre 0,4 y 0,7 bar y si le damos un uso de ocio entre 0,2 y 0,4 bar. Cuando notemos que las válvulas están perdiendo presión debemos reemplazarlos.

 

Tensado de cadena – Para tensar la cadena hay que aflojar los tensores del basculante para poder aflojar el soporte del tren trasero. Después, se aprietan los tornillos pasantes, para que la cadena se vaya tensando al tirar hacia atrás del eje. Moviendo la cadena de arriba abajo y siempre en el tramo inferior justo en el medio, lograremos que el movimiento de la cadena oscile unos 15 mm, aproximadamente. Es entonces cuando debemos apretar de nuevo los tornillos para finalizar el tensado.

 

 Nivel de refrigerante – Se opera del mismo modo que con los niveles de aceite, se quita el tapón y se verifica su nivel. Si es necesario se añade más para garantizar una conducción sin problemas.

Además, cada mes debemos echar un vistazo al estado de los neumáticos, por si necesitan cambiarse, al filtro del aire (se debe revisar y limpiar por lo menos cada salida y cambiar a menudo), las conexiones de bornes batería, terminales eléctricos, tensado de freno trasero y estacionamiento y el estado general de camisas, cables y si le hiciera falta engrasar.

También, es necesario examinar los tornillos del quad infantil ya que pueden aflojarse durante las rutas

Por otra parte, cuando lavemos el quad infantil debemos intentar evitar la alta presión en las partes eléctricas, en el carburador, en las rótulas y en los rodamientos de las ruedas porque podríamos deteriorarlos.

Conviene prestar atención a las rótulas de dirección porque son las responsables de unir las ruedas a las barras de dirección. Si se rompe, no se podrá girar correctamente lo que puede ser perjudicial para la seguridad.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Mas información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar