blog

Si quieres conseguir el deseado vientre plano y que, además, esté definido y lleno de fuerza, los abdominales isométricos son su mejor opción. ¡Te contamos en qué consisten!

El ejercicio isométrico es un tipo de actividad física que se caracteriza por ejercitar el músculo sin movimiento, es decir, se fortalece a través de la contracción que se realiza para mantener una postura específica. Con esta contracción, se logra que el músculo en cuestión trabaje a un nivel más intenso, puesto que no tiene descanso durante la ejecución del ejercicio.

En concreto, los abdominales isométricos son un ejercicio muy completo y sencillo de ejecutar aunque se requiere la ayuda de un profesional si somos principiantes para asegurarnos de que nos situemos exactamente en la postura correcta.

Para efectuar abdominales isométricos, también conocidos con el nombre de plancha isométrica, debemos colocarnos en el piso boca abajo, con las piernas extendidas e ir distanciándonos del suelo con las puntas de los pies y los codos apoyados. Es importante, también, no alzar mucho la cadera para que las extremidades inferiores y la columna formen una línea perfecta.

1

La clave reside en aguantar en esta postura, para lo que será necesario relajar los brazos y los hombros que, por la posición, tienden a tensarse. De hecho, se recomienda, para no sobrecargar el cuello y mantener una buena postura, que la vista se dirija hacia abajo durante todo el ejercicio, así mantendremos una curvatura normal de la columna cervical.

Dependiendo de nuestra condición física y de nuestros objetivos de entrenamiento, el tiempo requerido será mayor o menor, aunque, por regla general, las series cortas suelen duran unos 20 segundos, pero los más profesionales en abdominales isométricos son capaces de aguantar hasta 3 minutos.

Si quieres aumentar aún más la intensidad del ejercicio, sólo tienes que adelantar un poco más los codos, para que los abdominales sean los responsables de que la cadera no caiga al suelo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los abdominales isométricos no son adecuados para personas hipertensas ya que al no haber descanso mientras se efectúa el ejercicio, se acumula un exceso de tensión arterial que puede ser peligroso para su salud.

Con los abdominales isométricos, conseguiremos fortalecer este músculo, reducir el porcentaje de grasa corporal acumulada y obtener ese vientre plano con el que siempre hemos soñado.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Mas información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar