Las famosas kettlebells, que tan de moda se han puesto, destacan por su forma especial ya que su centro de gravedad es externo a nuestra mano y está alejado respecto al agarre, con lo que se consigue que los músculos estabilizadores trabajen de una manera más intensa que con otros elementos como las mancuernas o a la barra.

De esta manera, las kettlebells permiten desarrollar un entrenamiento más funcional, donde se trabaja el cuerpo como un todo, sin asilar partes, fortaleciendo tanto los músculos estabilizadores como a los músculos centrales (cadera-pelvis-zona lumbar, columna torácica y cervical). Además, son muy útiles para corregir la postura corporal y mejorar la movilidad y el equilibrio.

¿Cómo entrenar con kettlebells o pesas rusas?

Al ser unos elementos nuevos, muchas veces nos entran dudas sobre cuál es la manera correcta de entrenar con kettlebells, por ello te damos una serie de consejos:

–       Presta atención al aprendizaje – Las kettlebells requieren de un tiempo de aprendizaje para asimilar la técnica al necesitar de coordinación, movimientos acertados y fuerza para controlar cada movimiento sin correr riesgos de lesiones.

 

–       Estiramientos – Tanto al principio como al final de la sesión de entrenamientos con kettlebells, hay que estirar nuestros músculos para prepararlos para el ejercicio o para volver a la normalidad.

 

 

–       No te sobrecargues – El exceso de peso con kettlebells puede ocasionar lesiones importantes. Para evitarlo, empieza por kettlebells de 16 Kg si eres hombre y de 8 Kg si eres mujer.

 

 

–       El abdomen siempre contraído – Esta es la mejor forma de cuidar la espalda mientras entrenas con kettlebells porque actúa como su soporte y te ayudará a corregir tu postura.

 

–       Respiración controlada – Siempre se debe exhalar durante la etapa más complicada del ejercicio e inhalar en la más sencilla.

 

 

–       El peso en los talones y las piernas levemente flexionadas – Al entrenar con kettlebells esta técnica te ayudará a trabajar los glúteos y la parte posterior de las piernas.

 

–       Cuida los movimientos – Los movimientos rápidos y/o bruscos provocan una pérdida de control del ejercicio con el consiguiente peligro de lesión.

 

 

–       Espalda recta – Durante todos los movimientos, debemos tener la espalda recta para no sobrecargar cervicales, lumbares ni dorsales.

 

–       Vigila las articulaciones – deben mantenerse libres, nunca bloqueadas o excesivamente rígidas. Además, el agarre a la kettlebell nunca debe ser demasiado fuerte.

 

Ahora ya no tienes excusa para empezar a entrenar con kettlebells. 😉

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. cesar01

    La verdad que desconocía este deporte, pero esta genial sabéis algún sitio en el que mas gente lo haga ?

    Responder

Deja un comentario

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Mas información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar