Las empresas de seguridad se enfrentan al reto de la optimización de la eficiencia y la productividad de su equipo de seguridad para cumplir con los requisitos exigentes de sus clientes.

Los llamados patinetes del futuro son una serie de vehículos eléctricos con capacidad de autobalenceado que les permiten desarrollar mejor sus servicios ya que gracias a ellos pueden mejorar el tiempo de respuesta al desplazarse hasta 12,5 mph, patrullar en interiores, al aire libre, en ascensores, rampas y por las puertas, girar con un cierto radio cero, lo que posibilita las maniobras en espacios muy reducidos, incluyendo entre los coches aparcados, y poder moverse por diversos terrenos de forma rápida.

Existen diversas marcas en el mercado que se dedican a la producción de este tipo de patinetes como Segway, Air Wheel, o Urban Fox.

La marca alemana Urban Fox es la que más crecimiento está experimentado tanto por su capacidad de adaptación, desarrollando modelos específicos para los distintos sectores,  como por su elevada autonomía proporcionada por su potente batería de litio.

De esta manera, las empresas que adquiere los patinetes Urban Fox, pueden operar de manera ininterrumpida durante 8 o 10 horas, dependiendo del modelo.

Las compañías de seguridad que han escogido a los patinetes del futuro como medio de transporte diario en sus actividades, han notado las mejoras que introducen en la realización de sus tareas.

“Los patinetes hicieron a los oficiales más visibles y, como resultado, los compradores y propietarios de tiendas se sentían más seguros. Además, debido a la capacidad de maniobra de las unidades y el aumento de la altura de observación, nuestros oficiales fueron capaces de ver por encima de los coches y mejorar la seguridad de nuestras instalaciones de aparcamiento” explica  Sergio Carvalho, gerente de mantenimiento del centro comercial Sonae Sierra en Portugal.

Entre los primeros centros en insertar los patinetes del futuro en sus equipos de seguridad figura el Chicago McCormick Place, uno de los centros de convenciones más grandes del mundo que recibe a tres millones de visitantes cada año.

Su gerente de seguridad, Tom Dorgan, quiso adquirirlos para ayudar a los esfuerzos de patrullaje y vigilancia de su equipo.

Los patinetes se emplearon para responder a situaciones de emergencia en el complejo y llevar a cabo los controles de la puerta cuando los edificios se cierran por la noche. Según Dorgan, los oficiales con estos patinetes se convirtieron en los más productivos.

“Hemos comprobado que el uso de los patinetes del futuro es beneficioso de diversas maneras.  Calculamos que utilizando un patinete se produce un ahorro de mano de obra de un hombre y medio, o por lo menos $ 50,000 – 60,000 por año, por unidad. Eso es un increíble rendimiento de la inversión” comenta Tom Dorgen, gerente de seguridad.

Además, con estos patinetes los  oficiales de seguridad son capaces de cubrir sus rutas de patrulla más rápidamente y atender a las urgencias en la mitad de tiempo que lo hacían antes.

En definitiva, los patinetes del futuro como los de la marca Urban Fox son la mejor manera de mejorar los servicios de seguridad en este tipo de empresas.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Mas información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar