Un error de novato en el mundo de la movilidad sostenible es creer que no existen patinetes eléctricos de montaña, cuando lo cierto es que hay un gran número de vehículos de este tipo, capaces de hacer frente a las dificultades de esta clase de terrenos. ¿Quieres conocer sus características? ¡Empecemos!

Ruedas con gran adherencia y adaptabilidad

La principal diferencia entre un patinete eléctrico de ciudad y uno de montaña son sus ruedas. Los segundos incorporan ruedas con mayor adherencia y adaptabilidad a las diferentes clases de superfície ya sea grava, arena, césped y/o asfalto.

Por lo que respecta a las pulgadas, dependerá del tipo de vehículo del que estemos hablando. En el caso de los hoverboards, hay modelos con ruedas de 8 pulgadas, diseñadas para el off-road, en cambio, los scooters con manillar, acostumbran a tener entre 9 y 12 pulgadas.

Sistema de tracción y/o amortiguación: indispensable

Para hacer frente a los desniveles propios de la montaña, se requiere de vehículos con un sistema de tracción y/o amortiguación eficiente, que absorba los golpes y proteja en todo momento nuestra integridad. 

Estructura resistente

Los modelos cuya estructura está fabricada con acero o carbono son más resistentes que el resto, lo que les confiere una mayor durabilidad. Además, se recomienda que la tabla en la que apoyamos los pies, sea bastante ancha, permitiéndonos estar cómodos en todo momento para que sea más fácil mantener el equilibrio.

Elevada capacidad de inclinación

La mayoría de estos vehículos presentan un elevado grado de inclinación de entre 20 y 35 grados, para poder subir y bajar desniveles de un modo más sencillo. Así, no habrá cuesta o pendiente que suponga un obstáculo para ti o para tu patinete.

Doble freno

Aunque no todos los scooters eléctricos de montaña cumplen con esta característica, sí que es aconsejable que tengan doble freno, trasero y delantero. El motivo es evidente: de esta forma se consigue una mayor seguridad al reducir la velocidad o detener el vehículo por completo.

Estas son las principales características de los patinetes de montaña. Como ves, no hemos incluido menciones a la velocidad, ni a la autonomía, dado que estos son elementos que variarán en función del modelo que seleccionemos, pero que no tienen ninguna incidencia en el terreno sobre el que podrá circular.

¿A qué ya tienes ganas de experimentar qué es lo que se siente al conducir un patinete de montaña? 😉

Deja un comentario

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Mas información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar